Corred lentos, caballos de la noche

twitter: @eugenio_fouz

“Corred lentos, caballos de la noche”
EUGENIO FOUZ

“O lente, lente currite noctis equi!!” (PUBLIUS OVIDIUS NASO)

Parece increíble que a uno se le quede en la memoria una selección de recuerdos de un profesor, un familiar o un amigo. De la vida entera de una persona nos quedamos solo con una frase. A veces, a uno le recuerdan por una manía o un gesto curioso. Hace unos años, un verso oído en clase de literatura se me quedó grabado en la memoria. No sabría aún hoy explicar la razón por la cual esa línea de los Amores de Ovidio permanece en mi cabeza. Yo no faltaba a clase porque quería aprender algo todos los días. Aquel día, quizás fue el gesto del profesor al coger sus gafas de lectura -que cambiaba constantemente con otras diferentes para observarnos a nosotros, sus alumnos- o quizás fue la seriedad conque recitó “corred lentos, caballos de la noche”, el caso es que me gustó. Creo recordar que repitió el verso, pero mucho más despacio: “corred lentos, caballos de la noche” y reflexionó en voz alta. Dijo que ese ruego lo hacía un poeta que leía mucho y solía leer principalmente por las noches. La petición, el conjuro, a los caballos para que trotasen lentamente permitiría al artista alargar su inquieta vida de lectura clandestina.

Ha pasado mucho tiempo, muchos caballos han trotado por la noche. Ya se sabe que algunos versos vuelven a repetirse en la cabeza e iluminan a los amantes de las letras en los momentos más tristes. He recordado la clase del profesor y aquel verso mientras leía, solo, esta noche. No sé si alumbrado o engañado, me vi a mí mismo retratado en la obra de Marlowe, yo era Fausto y suplicaba a unos caballos que no se diesen prisa. Quería que el tiempo no tuviese fin. Deseé ser inmortal como un crío y quise no caerme dormido. Soñé, tal vez, despierto, -no lo sé- que la noche sería larga, que las noches durarían semanas o meses. Pensé que podría leer todos los libros habidos y por haber; leer rápido varios libros a la vez. Creí, en fin, que Mefistófeles me otorgaría ese poder. Corred lentos, caballos de la noche


**
El Nacional (Venezuela)
17.febrero.2020, lunes
Lea la versión original aquí:

https://www.elnacional.com/opinion/corred-lentos-caballos-de-la-noche/

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Decálogo para suspender mejor

twitter: @eugenio_fouz

[Winston Churchill, político británico]

__

Decálogo para suspender mejor
EUGENIO FOUZ

A joke is a very serious thing” (WINSTON CHURCHILL)

Nos equivocamos cuando insistimos tanto en cosas que a nosotros nos parecen evidentes, como por ejemplo, cuando volvemos a ver a un alumno que llevaba sin asistir a clase más de tres semanas y le saludamos con cierta ironía “¡Buenos días, ¿es usted alumno mío?”. El alumno recién llegado se girará sorprendido hasta que aprecie el gesto sonriente del profesor, invente una excusa que no crea ni él mismo y se siente al fondo del aula. Los compañeros lo recibirán de buen humor mientras el docente tratará de recuperar la atención -cada vez más dispersa- de la clase.

Creo que el profesor debe conocer la asignatura que imparte y también debe saber cómo transmitírsela al alumnado. El buen profesor es vocacional y sabe convertir una materia quizás aburrida, pesada o difícil en interesante, atractiva y útil. Todo profesor necesita además ser bueno; me refiero a que un profesor debería ser buena persona. Un profesor decente antepondría la bondad y la objetividad a cualquier cosa. Un profesor no puede ser injusto nunca. Los alumnos tienen que ver en el profesor una referencia de integridad y decencia.

Por otro lado, el profesor es un estratega. Hoy propongo un decálogo provechoso para los alumnos a quienes predicamos constantemente cómo deben comportarse en clase para aprender nuestra asignatura y, consecuentemente, aprobarla. Pero, ojo, este decálogo es para que sepan qué deberían hacer o qué están haciendo tan bien para lograr no aprender nada y suspender. Si conoce a alguien que esté harto de oír la misma monserga todos los días en casa “¡deja el teléfono!”, “¿no tienes nada que estudiar?”, “sin ir a clase, no apruebas en la vida” a lo mejor le ayuda leer este

DECALOGO PARA SUSPENDER MEJOR:

1/no vaya a clase, o al menos, no vaya todos los días ya que seguramente hay cosas más importantes en las que ocuparse

2/si asiste a la escuela o instituto intente llegar tarde

3/en el caso de que no haya realizado una prueba o examen, pida o incluso mejor, exija a su profesor que le haga a usted un examen aparte. Trate de hacerse con la prueba que ya han hecho sus compañeros por si acaso le pone la misma a usted. (Ya sabe que los profesores trabajamos lo mínimo)

4/siéntese al fondo de la clase. Así el profesor no le molestará mucho y ni usted ni los alumnos acostumbrados a la última fila aprenderán muchas cosas

5/hable constantemente durante la hora de clase

6/no se pare a pensar qué hacen los otros alumnos para aprender. No se fije en ellos ni en su actitud

7/bajo ningún concepto preste atención al profesor

8/prescinda de libreta, bolígrafo, libro o diccionario que son un peso en la mochila y no sirven para nada

9/no tome apuntes en clase ni vaya a molestarse en anotar las tareas para casa (¿estamos locos, o qué?)

10/olvídese de hacer preguntas en clase; no vaya a ser que el profesor le conteste y aprenda usted algo

Me gustaría acabar el decálogo con una sugerencia: si en algún momento llega a sentirse mal por los resultados obtenidos en sus exámenes siempre podrá echarle la culpa al profesor

**
El Nacional (Venezuela)
10.02.2020, lunes

Lea la versión original aquí:

https://www.elnacional.com/opinion/decalogo-para-suspender-mejor/

*

#PDF

columna revisada 12.02.2020

https://tinyurl.com/w2z9ost

**

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El lunes que está triste y azul

twitter: @eugenio_fouz

El lunes que está triste y azul

EUGENIO FOUZ

las rosas decían que eras mía / y un gato me hacía compañía” (ROBERTO CARLOS)

Todos los años la gente trata de mirar para otro lado cuando llega el tercer lunes de enero. Lo que sucede es que ese lunes se conoce con el nombre inglés de Blue Monday, es decir, lunes azul o lunes triste. Este año el Blue Monday fue el pasado lunes 20 de enero.

Un estudio realizado por el psicólogo inglés Cliff Arnall en 2005 determina a partir de una fórmula matemática que precisamente en la tercera semana del primer mes del año uno empieza a darse cuenta del incumplimiento de los propósitos de Nuevo Año que se anotaron en la agenda la noche del 31 de diciembre del año anterior. Hay otros motivos que podríamos añadir como el mal tiempo y el invierno. Sin embargo, lo más doloroso suele ser enfrentarse a la decepción de los deseos frustrados. Pocos son los que habrán dejado de fumar definitivamente, pocos habrán renunciado a la comodidad del sofá, olvidando la sana intención de acudir regularmente a un gimnasio o salir a hacer ejercicio.

En el caso de que usted, amable lector, escriba recordatorios, notas y citas como hago yo en un calendario o una agenda, tómese la molestia de comprobar cuáles fueron sus propósitos al menos dos años atrás y que, supuestamente habrá escrito el 31 de diciembre de 2017 y 2018. Hojee sus notas del día 15 de enero de 2018 que cayó en lunes y del 21 del mismo mes del año 2019 que también fue lunes. Ahora pensemos si tenemos motivos para estar tristes o no. Bueno, al menos este año 2020 no hemos vuelto a sufrir el Blue Monday, digo yo

**
El Nacional (Venezuela)
3.02.2020, lunes

Lea la versión original:

https://www.elnacional.com/opinion/el-lunes-que-esta-triste-y-azul/

__

Roberto Carlos, El gato que está triste y azul

(@YouTube)

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

La educación de la familia y la educación de la escuela

twitter: @eugenio_fouz

La educación de la familia y la educación de la escuela
EUGENIO FOUZ

Creo que uno de los más importantes objetivos de la educación es que los niños conozcan las alternativas que existen a los prejuicios de sus padres” (FERNANDO SAVATER)

Para algunos padres la mayor preocupación es tener un hijo homosexual. Quizás no me he expresado con claridad, quiero decir que para algunos padres una de sus mayores preocupaciones es que le salga un hijo marica o que adoctrinen en la escuela a alguno de sus vástagos con un pensamiento con el que ellos no están de acuerdo. Lo que los padres no saben es que un hijo no se convierte en homosexual por atender a una charla, sino que nace homosexual.

La educación en la familia es imprescindible y la educación académica de la escuela también lo es. Un padre quiere lo mejor para sus hijos y la escuela es el lugar idóneo para educar, formar e instruir a los hijos. Habría que cuestionarse la clase de educación que recibe un padre, en primer lugar. Cuando un padre se entromete en el programa escolar y pretende borrar determinados aspectos relacionados con la sexualidad, lo que está haciendo es cerrar puertas al conocimiento. Estos días se habla en nuestro país del llamado “pin parental” en las escuelas consistente en un dispositivo de seguridad para que los padres decidan si sus hijos asisten a una conferencia como parte de las actividades complementarias y por tanto obligatorias de un centro educativo impartidas por personas ajenas al claustro que pudiera estar en desacuerdo con el parecer familiar. <<Vox expresaba su intención de instaurar el pin parental y la autorización expresa para solicitar el consentimiento de los padres ”para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales”>> (“¿Qué es y en qué consiste el pin parental que Vox quiere implantar en Murcia?”.- El Confidencial, 17.01.2020). En honor a la verdad hay que decir que no solo a estos padres les preocupa que sus descendientes acudan a conferencias de tipo LGTBI sino también a otras actividades de carácter dudoso que pudiera poner en peligro los principios ideológicos de la familia. En otras palabras, que a los padres del pin parental no les interesa que sus retoños conozcan la realidad más allá de mítica caverna platónica.

Ana Torres lo explica muy bien: “Desde el punto de vista normativo, el pin parental sería, en teoría, inviable. Las comunidades autónomas establecen que las actividades complementarias en los colegios e institutos —que, a diferencia de las extraescolares, se desarrollan en horario lectivo—, son obligatorias para todos los alumnos y evaluables” (Ana Torres Menárguez, “El Gobierno recurrirá en los tribunales el ‘pin parental’ impuesto en los colegios de Murcia”; EL PAÍS, 17.01.2020)

He leído comentarios en redes sociales de padres que reclamaban a sus hijos como si se los estuviera secuestrando la escuela o el gobierno. Pues claro que no. Uno no deja nunca de ser hijo de su padre y su madre. Cuando se pierde un hijo nadie lo llora como lo lloran sus padres
__

 

Lea la versión original en el El Nacional (Venezuela)
[27.01.2020, lunes.-@ElNacionalWeb]

https://www.elnacional.com/opinion/la-educacion-de-la-familia-y-la-educacion-de-la-escuela/

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mi máquina de escribir portátil (iPad mini)

twitter: @eugenio_fouz

Esta es mi pequeña máquina de escribir (un iPad mini de Mac).
Utilizo el programa Pages como procesador de textos. Escribo anotaciones en frío (“offline”). También puedo leer libros digitales a través de iBook, además de consultar el correo, Twitter y blogs

**

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¡No cojas el teléfono!

twitter: @eugenio_fouz

¡No cojas el teléfono!
EUGENIO FOUZ

No tenía ni idea de que en algún lugar del mundo estaba bien visto atender una llamada telefónica en medio de una conversación. Parece ser que es así en ciertos países inmersos en la cultura digital. A los habitantes de ciertos países no les molesta demasiado ser interrumpidos por el timbre de un celular o un teléfono fijo cuando están hablando con un amigo.

Quienes hemos vivido la generación analógica de los teléfonos fijos, las cabinas telefónicas y los buenos modales no entendemos ese gesto de desconexión con el compañero que se encuentra a tu lado para conectar con otra persona lejana (y posiblemente desconocida). Cuando menos parece una falta de respeto; si bien es verdad que, poco a poco, nos estamos acostumbrando a estar ausentes.

No parece justo acudir a un centro comercial enorme, permanecer en la cola mientras uno espera ser atendido por un dependiente cuando este responde a una consulta telefónica de alguien que no se ha molestado siquiera en acercarse al establecimiento. De manera inconsciente la aparente urgencia de una llamada se antepone a los clientes que esperan su turno pacientemente. Ojalá no cuaje esa actitud entre nosotros

**

El Nacional (Venezuela)
20.01.2020

 

https://www.elnacional.com/opinion/no-cojas-el-telefono/

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

En alas de la mentira

twitter: @eugenio_fouz

“En alas de la mentira”
EUGENIO FOUZ

Cierro los ojos y bailo al borde del tejado” (SANTIAGO AUSERÓN) (1)

A uno podría extrañarle que existan países con leyes y costumbres diferentes al propio país que, sin embargo, existen. En Finlandia, por ejemplo, la transparencia de sueldos y ganancias de cada familia constituye un pilar fundamental de la forma en que la sociedad finlandesa entiende la igualdad. A nadie le parecería mal saber la cantidad de dinero de que dispone el vecino o por qué gasta tanto en ropa de marca.

En nuestro país no sucede así. Aquí no se habla de esto. Es cierto que quizás se trate de una cuestión de privacidad, o del modo en que los españoles vemos nuestra intimidad, si bien en esta materia económica la desigualdad social está en juego. Creo que a veces confundimos lo que uno es con lo que uno gana.

En fin, no quería quedarme en este punto de la transparencia y los sueldos sino en otro aspecto que tocaba Ignacio Vidal-Folch en su artículo de opinión (Ignacio Vidal-Folch, “¿Es necesario saber lo que cobra el vecino?”. ELPAÍS, 15.12.2019). Comienza, el articulista, hablando sobre la políticas de transparencia de ciertos países escandinavos para elaborar una teoría -no sé yo si irónica- sobre el derecho a mentir que sorprende. Cita la distopía Nosotros de Yevgueni Zamiatin como ejemplo extremo de transparencia, una especie de Gran Hermano al estilo de 1984 de George Orwell en la que las paredes de las casas son transparentes hasta el punto de ser de cristal y nada permanece oculto.

Cualquiera se atreve a comportarse con naturalidad. Imagínese cómo actuaría usted ahora mismo en la cocina de su casa si su vecino estuviera observándole. En esa distopía futura nos convertiríamos en personajes observados -o, no sabría decir qué sería peor- en meros mirones. Asusta pensar que la sociedad moderna se está convirtiendo en una especie de audiencia con mayoría de espectadores. Aunque también es verdad que se ve a mucho actor aficionado je, je. Una cosa es el cine y la literatura, y otra cosa distinta es, o debería ser, la vida.

Pero a lo que yo iba, lo que me preocupa del texto es la apología de la mentira como medio de salvación de la transparencia, como reducto de libertad que parece ensalzar Vidal-Folch quien escribe “No es solo que la mentira haga posible la sociedad, sino que es también un signo de libertad. Su escudo”. Y continúa “Así, un hombre debe poder decir a su esposa (o una mujer a su marido) que está en el trabajo cuando en realidad está con otra persona”. El autor defiende el derecho a mentir en varios sentidos y con matices al posicionarse contra la transparencia total: “No existiría nada de lo que nos hace humanos, es algo que está íntimamente relacionado con el derecho a la reserva, el silencio, a la mentira, a la ficción, a la ambigüedad, a la construcción de un relato sobre la realidad, al juego”.

A mí me parece que la ambigüedad, el silencio y la reserva no tienen por qué asociarse con la mentira
__
(1)[El título de la columna está tomado de una canción de “Radio Futura” y la cita pertenece a esa canción de Santiago Auserón]

El Nacional (Venezuela)
13.01.2020, lunes
https://www.elnacional.com/opinion/en-alas-de-la-mentira/

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario