Escuche a la maestra también

twitter: @eugenio_fouz

Escuche a la maestra también

EUGENIO FOUZ

A don Gregorio Gullón, maestro de escuela

Siete meses sin recreo“. Este era el titular más leído en la prensa española de la primera semana de junio. Siete meses es mucho tiempo. Estaba claro que se trataba de un castigo duro a un pre-púber, dado que la privación de libertad en el patio de la escuela y la pérdida del descanso merecido duele a cualquiera, pero sobre todo a quien hace más daño es a los menores. Estará preguntándose qué cosa tan terrible ha podido causar una condena casi carcelaria. Me pasó lo mismo que a usted y tuve que leer más. El alumno en cuestión no había entregado un trabajo de música. (“El castigo de la maestra impide a un niño salir al patio durante 7 meses”, Vicente Tafaner.- “Levante”; 5.06.2018)

La respuesta de la docente fue desproporcionada y, supuestamente, fruto de un arrebato. Afortunadamente la existencia de un Plan de Convivencia escolar garantiza el cumplimiento de las normas y medidas establecidas por la ley, que han sido previamente consensuadas por el Claustro de profesores y aprobadas en el Consejo Escolar. Resumiendo, un profesor no puede imponer un castigo motu proprio. El profesorado necesita el respaldo de las instituciones y la ley. Al parecer, según los padres del alumno afectado, su hijo llevaba la pena en silencio desde octubre del año anterior hasta que ellos descubrieron lo que estaba pasando. El niño solo tiene nueve años, y (sigue aquí la versión de los padres) su hijo es el mejor de la clase.

No obstante, en honor a la verdad, a mí me parece que falta algo. No se entiende que el mejor alumno de clase sufra un castigo exagerado por parte de una educadora, ni tampoco se entiende que no haya entregado un trabajo a tiempo. Aunque podría ser. Ahora bien, habría que escuchar a la maestra de música.

Es cierto que un titular así “siete meses sin recreo” seguido de “por no entregar un trabajo de música” suena muy mal (perdone el juego de palabras). Es extraño que estas cosas sucedan hoy. La gente se comunica literalmente cuando quiere y de la manera que le viene en gana. Los centros educativos ponen a disposición de los alumnos y los padres varias vías de contacto: teléfonos inteligentes, correos electrónicos, agenda de clase, etcétera.

Una maestra de escuela normalmente suele disfrutar de su trabajo, le gusta estar rodeada de niños y pasar el tiempo con ellos.

De pequeño yo también fui a la escuela. Tuve maestros buenos, malos y regulares. De todos ellos aprendía cosas. Algunos de mis compañeros de colegio crecieron pensando que un maestro les tenía manía y no les soportaba en el aula. Por otro lado, hubo alumnos que cogieron manía muy pronto al maestro que les enseñaba y corregía. Curiosamente, la víctima del desprecio de estos alumnos solía ser el maestro más distante, el hombre serio que hacía bien su trabajo.

**

EL NACIONAL; 30.07.2018

Lea la columna original en @ElNacionalWeb:

https://tinyurl.com/y7szqgos

[incluye enlace a la noticia de “Levante”]

*

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Prohibido mirar a las mujeres guapas

twitter: @eugenio_fouz

[Natalia Betancourt, modelo colombiana]

*

Prohibido mirar a las mujeres guapas

EUGENIO FOUZ

Que tu viennes du ciel ou de l’enfer, qu’importe, / Ô Beauté!” (CHARLES BAUDELAIRE)

La verdad es que no sé por dónde empezar. Me gustaría recordar la sorpresa que causó la belleza de una chica andaluza en un encuentro de fútbol de la Supercopa de España de 2014 cuando Diego Pablo Simeone (entrenador del Atlético de Madrid) fue expulsado a la grada por una disputa con el árbitro. La cámara de televisión le siguió con el zoom y detrás de Simeone se veía sentada a una joven morena con ropa de color verde que no dejó indiferente a casi nadie. Lo que son las cosas de la sociedad hiperconectada en la que vivimos, a un internauta se le ocurrió capturar la fotografía de la chica y publicarla en Twitter acompañada de la etiqueta #ladedetrasdesimeone. (“Carmen Aznar, la de detrás de Simeone”, Noelia Zazo.-El Confidencial, 28.08.2014). Quienes ni siquiera habíamos visto el partido nos enteramos al día siguiente de que la modelo sevillana Carmen Aznar se había convertido en “la chica de la Supercopa de 2014”.

[Carmen Aznar, #ladedetrasdesimeone. Simeone, entrenador del Atlético de Madrid]

Cuatro años después en el Mundial de Fútbol de Rusia de 2018 un miembro ejecutivo de la FIFA, Federico Addiechi, advierte a los realizadores y cámaras de televisión encargados de la transmisión de los encuentros futbolísticos que eviten enfocar a “mujeres atractivas” para minimizar los casos de machismo en los estadios. En este Mundial las imágenes polémicas –conocidas como “honey shots” (fotos de chicas dulces) fueron protagonizadas principalmente por la actriz porno Natalya Nemchinova, la novia de un jugador inglés- Ruby Mae– y la modelo colombiana Natalia Betancourt. (“FIFA Tells TV Producers to Stop Zooming in on ‘Hot Women’ in World Cup”, Ruby Samuels.-Pluralist.com, 13.07.2018)

Parece ser que la agencia Reuters había contabilizado cerca de trescientas incidencias relacionadas con conductas inadecuadas en los estadios de fútbol en este Mundial.

Por otro lado, la agencia GettyImages publicaba una lista de fotografías de las mujeres más sexis de este evento deportivo que se vio obligada a borrar a los pocos días dejando en su lugar un editorial pidiendo disculpas.

Supongo que alguien puede pensar que un Mundial de Fútbol debe centrarse exclusivamente en eso, en el deporte. Pero el deporte es mucho más que los partidos de fútbol en el terreno de juego. Hay anécdotas, historias y detalles que aunque uno no los busque suceden. Indudablemente, lo mejor del Mundial es el buen fútbol.

Con todo, no sé cómo alguien puede molestarse por una imagen estéticamente agradable de una mujer hermosa. A ver si ahora va a resultar que los hombres y las mujeres tenemos que pedir permiso para admirar la belleza.

**

EL NACIONAL; 23.07.2018

Lea la versión original de @ElNacionalWeb aquí:

https://tinyurl.com/y93bvt9n

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

La lengua doblada y rota

twitter: @eugenio_fouz

La lengua doblada y rota

EUGENIO FOUZ

No sueño, pues toco y creo / lo que he sido y lo que soy” (CALDERÓN DE LA BARCA)

Érase una vez un país en el que los hombres y mujeres soñaban despiertos todo el día. Su buena fe les llevaba a imaginar un mundo perfecto y justo. Creían en la utopía de una sociedad igualitaria. En un momento determinado alguien pensó que el lenguaje tendría que reflejar con precisión la idea fundamental de equilibrio entre los géneros existentes, a saber: masculino y femenino. Habría que citar también otro género distinto a los anteriores que no puede obviarse y al que llamaremos indeterminado o neutro. Este último género propondría utilizar como marca singular la desinencia final –e en los sustantivos. Si quisiéramos contar con todos los géneros haríamos gala de un uso correcto del lenguaje inclusivo al referirnos a los seres humanos como “todos, todas y todes”. Así, si nos encontrásemos en la situación de tener que dirigirnos a una audiencia conocida y quisiéramos optar por un discurso de igualdad diríamos constantemente “amigos, amigas y amigues/ amiges”. Dispondríamos de más opciones, como por ejemplo colocar una palabra comodín y añadirle como remate la letra x o el símbolo de la arroba de internet. El resultado sería más o menos este: señorxs. O este otro: señor@s.

Conviene señalar que no hablamos de género gramatical sino de identidad de género, ya que la revolución lingüística del país procede de la urgencia de poner en su lugar una identidad de género aparentemente ignorada en la Carta Magna.

Más adelante probablemente habría novedades en otros documentos. Alguien podría querer cambiar ciertos versos de García Lorca, la estrofa de una canción, el nombre inapropiado de una receta de cocina. No sé, es posible que estuviese mal visto decir “patatas a la importancia“, “brazo de gitano“, “almejas a la marinera“. Casi no me atrevo a seguir para no ser acusado de machista al citar ese exquisito plato popular mal llamado “huevos rotos“.

Según parece, el documento legal del país ha estado ignorando al género femenino durante mucho tiempo. Dicho de otro modo, a la mujer no se le ha tenido en cuenta en la Constitución española hasta ahora. (“El Gobierno encarga a la RAE un estudio para adecuar la Constitución a un lenguaje “inclusivo””.-LA VANGUARDIA, 10.07.2018). Pensándolo bien, ninguna mujer se daría por aludida en un paquete que dijese “los españoles”, “todos los españoles” o “los ciudadanos”.

Imagínese ante un texto plagado  de duplicidades en el cual empezaría leyendo “ciudadanos y ciudadanas”para continuar con más nombres en masculino y femenino y adivinar sin esforzarse apenas que en el párrafo siguiente después de haber leído “españoles” le tocará leer  “y españolas”. La lectura y comprensión se convertirían así en un acto absurdo que no ayuda a nadie pero que aburre a las ovejas.  La consecuencia inmediata sería alargar el mensaje ad infinitum,  rellenar espacio y , eso sí, presumir de mantener una actitud igualitaria.  Afortunadamente la lengua española no necesita esto. Nuestra lengua sirve para expresar las cosas de manera clara y precisa.

Piense, querido lector, en aquella locura revisionista de hace unos meses que culminó suprimiendo de los planes de estudios de algunas escuelas americanas de Minnesota “Matar a un ruiseñor” de Harper Lee y “Las aventuras de Huckleberry Finn” de Mark Twain porque contenían la palabra “nigger” (negro) considerada por algunos un término políticamente incorrecto.

*

EL NACIONAL; 16.07.2018

Lea aquí la versión original publicada en @ElNacionalWeb:

http://www.el-nacional.com/noticias/columnista/lengua-doblada-rota_243892

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ella lee

twitter: @eugenio_fouz

Ella lee

EUGENIO FOUZ

“¿Y usted cómo hace para que el suyo lea? “(FLAVITA BANANA)

Estos días la gente está preocupada por la alarmante escasez de lectores. La gente habla de fomentar la lectura mediante campañas de concienciación entre los jóvenes. Resulta curioso que a alguien le preocupe esto. A medida que pasa el tiempo, lo natural parece ser leer poco o apenas nada. Por un lado, la prensa escrita en papel está desapareciendo a pasos agigantados. Y por otro lado, la imagen, el concepto audiovisual del vídeo y la fotografía dominan el ámbito más social. Las redes sociales se recrean con @YouTube e @Instagram.

Es cierto que hoy en día hay gente que encuentra cómodo leer en tabletas, teléfonos móviles y otras pantallas digitales. No obstante, reconozca conmigo que la lectura en papel supone una implicación y una calma, que la lectura en pantalla no conoce. He vuelto a pensar en el fomento de la lectura gracias a un artículo de prensa firmado por Carolina Pinedo. Ella confiaba a los padres siete ideas para incentivar a sus hijos a coger un libro (El País, “Siete claves para que tu hijo ame la lectura”, EL PAÍS.-23.Nov.2016). El texto fue publicado en el 2016 y aún así conserva su frescura. Yo he llegado a él porque un internauta quiso compartirlo en la red. Volviendo al artículo de Pinedo, la periodista comparte con el lector de periódico la opinión de los directores de algunas fundaciones culturales y proyectos editoriales favorables a que los niños y los adolescentes adquieran el gusto por la lectura.

La primera idea de las siete es un principio: “No obligar al niño a leer”. Para motivar a un crío a realizar cualquier actividad, no se le debe forzar a hacerla. La lectura es un acto de libertad. Leer un libro es elegir poblar un mundo subjetivo que la mayoría de las veces es hermoso.

La autora del artículo enumera y explica las siete ideas. Destaca la importancia de que los padres cuenten cuentos a los niños desde las edades más tempranas. Resalta el hecho de tener una biblioteca en casa y no desecha las ventajas de los libros digitales, ya sabe, interactividad, búsqueda de significados en la red, juego, automatización, etcétera.

Desde luego que uno no está de acuerdo con las siete claves del artículo. Hay un punto, el número cuatro, que resulta mayormente controvertido. En él se dice que un padre ha de predicar con el ejemplo. En fin, se trata de un viejo debate sobre el rol motivador de los adultos sobre los niños. Hace unas semanas, una viñeta vista en las redes sociales me hacía pensar otra vez en esto. En el dibujo se veía a dos madres sentadas en el banco de un parque acompañadas de sus críos. Una de ellas leía en silencio un libro impreso (de papel) a la vez que su hijo leía muy formalito otro libro. La otra madre- una mujer de pelo oscuro- le preguntaba extrañada a su compañera de asiento cómo había conseguido que su hijo leyese al igual que ella. En la viñeta se ve a la madre que pregunta con el bolso sobre las piernas, el celular delante de la cara y su hijo al lado con su propio teléfono.

**

NOTA: Gracias a Flavia Álvarez (@flavitabanana)

**

EL NACIONAL; 9.07.2018

Lea la versión original aquí:

http://www.el-nacional.com/noticias/columnista/ella-lee_242776

[contiene fotografías, la viñeta de @flavitabanana y el enlace a la noticia]

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ese lenguaje oscuro que nos delata

twitter: @eugenio_fouz

781

Ese lenguaje oscuro que nos delata

EUGENIO FOUZ

…“me muero por besarte, dormirme en tu boca”… (NATALIA JIMÉNEZ, “La Quinta Estación”)

Aunque no nos demos cuenta, a veces todos hablamos sin decir nada. Ni una palabra. El lenguaje es como un río que fluye del interior del individuo desbordado por sensaciones, ideas, pensamientos instantáneos, emociones y recuerdos ¿Cómo explicarlo? Uno habla solo y no se preocupa del lenguaje callado que vive en las sombras, ese lenguaje oscuro que nos delata. Lo cierto es que desatendemos el valor de nuestra postura, un gesto concreto, las miradas ocultas, una sonrisa hermosa, la elegancia de una espalda erguida o la graciosa imagen de un cuerpo esbelto en movimiento.

Hay más lenguajes al margen del lenguaje formal hablado y escrito. Existe otro lenguaje en un mundo paralelo esculpido en el aire por esa aura oscura del ser que llevamos dentro.

El lenguaje verbal suele presentarse de forma clara, transparente. Los mensajes de este tipo carecen de arrugas o dobleces. Así, uno piensa y dice: “¿vienes conmigo?”, “¿Por qué no?” o se le escapa “Dios mío, ¿cómo puede ser tan guapa?”.

Al hablante o escribiente de este lenguaje codificado no se le ocurre soltar un beso a bocajarro, ejem, quiero decir un verso a bocajarro, y evitará confesar lo que de verdad siente. No va a susurrarle “me muero por besarte” como dice la canción de aquella jovencita de “La Quinta Estación”

C67

Hágame caso. Preste atención al lenguaje del cuerpo porque el cuerpo habla también. Fíjese en los detalles. Capte un mal gesto, mire a los ojos de la gente. Aprenda a leer en la cara. Trate de entender el significado del lenguaje mudo de los gestos. Interprete cuidadosamente lo que se esconde detrás de la mente.

Mire otra vez esos ojos. Despacio. Ya sabe que a veces uno se equivoca. Vea cómo ella inclina su cabeza o contemple esa otra mueca de desprecio. No cometa la torpeza de dejar pasar estas señales. Disfrute cuando suceda el perfume de una mujer cerca.

Acepte también el desprecio. No sea necio. Observe en secreto cómo ella le sonríe desde el espejo, clandestina, mientras se recoge el pelo en la nuca. Toda enseñanza es poca cuando se trata de un abecedario sin boca.

*

El Nacional (Venezuela).- 2.07.2018, lunes-

Lea aquí la versión original (incluye fotografías y enlaces):

Ese lenguaje oscuro que nos delata

*

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Los siervos del smartphone

twitter: @eugenio_fouz

Los siervos del smartphone

EUGENIO FOUZ

Es una lástima que no estés conmigo” (MARIO BENEDETTI)

 

Hay vicios difíciles de abandonar definitivamente como el tabaco o el alcohol. Si uno no toma la decisión buena en el momento oportuno nadie va a rescatarle de las horas oscuras ni la esclavitud que supone estar enganchado. Sin embargo, hay fumadores y bebedores que se encuentran cómodos en ese estado de dependencia.

Existe otra categoría de esclavitud a la que la gente últimamente llama adicción. Digamos por ejemplo, “Juan es alcohólico”. Ante semejante afirmación uno entiende que este señor tiene un problema con el alcohol de difícil tratamiento y daños irreparables. Pues bien, hoy por hoy, la gente diría que Juan es adicto a las bebidas espirituosas y que, en principio, se muestra poco capaz de sobreponerse a la ansiedad enfermiza que le lleva a tomar otro trago asegurando que ese será el último de la mañana. Por la tarde las cosas pintarán igual o parecido y en su discurso el individuo en cuestión cambiaría la frase final por esta otra “el último de la tarde”. La sociedad moderna tiende a cambiar el nombre de las cosas- sobre todo de las cosas negativas- pretendiendo así volverlas menos malas. Una parte irresponsable de las generaciones más jóvenes habla de adicciones ligeras. La impresión de dependencia del “adicto” aparece suavizada, como si uno fuese un esclavo voluntario.

Bueno, he cogido el caso del alcoholismo, pero en realidad estoy pensando en la locura de los usuarios de los teléfonos móviles. Ayer cuando salía de casa por la mañana temprano me crucé con muchos esclavos. Las calles amanecían con individuos guiados por luces azules como GPS personales. Ver a tantos adictos asustaría a cualquiera. El terror que produce es mayor en la calle al aproximarse a los semáforos ya que este es el momento ideal para que los autómatas metan la mano en sus bolsillos y contemplen pasmados su dispositivo electrónico. El teléfono celular se ha vuelto imprescindible para mucha gente. Este juguete ha usurpado el lugar del reloj de las generaciones anteriores. Los adolescentes no llevan relojes de pulsera porque prefieren consultar su smartphone. Y es que hemos volcado todo nuestro equipaje en este tamagotchi. La navaja suiza multiusos de ayer es el smartphone de hoy. Mientras aquella maravilla incorporaba al cuchillo elemental otras aplicaciones como tijeras, cortauñas, sacacorchos y destornillador; este aparato del siglo XXI incluye un paquete de artículos básicos: cámara fotográfica, vídeo, correo, radio, calendario, reloj, alarma, grabadora de voz, cronómetro, calculadora, conexión a internet, juegos y, claro, el teléfono autónomo y suelto, sin cable.

Todo parecen ventajas. Qué bueno estar al tanto de las noticias, qué bueno hacerse un selfie con los famosos. El smartphone o teléfono celular ha traído la paz y el bienestar a la sociedad moderna.

Sin embargo, no todo es maravilloso. En los institutos el uso de los teléfonos móviles trae muchos problemas. Solo por citar alguno: ciberacoso, sexting, grabaciones no autorizadas, acceso a espacios de contenido violento y vídeos. Los profesores de los institutos se enfrentan casi a diario con los alumnos enganchados a sus celulares. Un teléfono inteligente puede emplearse para copiar en los exámenes, distraerse o interrumpir al profesor, entre otras cosas (“La prohibición silenciosa de los móviles en los colegios españoles”, Ana Torres Menárguez.-EL PAÍS, 16.06.2018)

Un dispositivo electrónico de gran utilidad se ha convertido en una especie de arma peligrosa. Y lo que es peor, la forma de vida de la gente –niños, adolescentes y adultos- ha cambiado. Hoy la gente permite que una llamada trastoque su jornada. Todo el mundo acepta la interrupción de su rutina por una simple llamada telefónica, un aviso de wassap o un mensaje. Y esto no está bien. Me viene ahora a la cabeza aquella fotografía viral de la visita cultural de un grupo de estudiantes a un museo de Amsterdam –Rijksmuseum-. En la misma sala se encontraron “La Ronda nocturna” de Rembrandt y, aparentemente, el desinterés de los chavales por el arte. Pensando bien, la imagen de los chicos implica la búsqueda de más información sobre el cuadro o el artista. Pensando mal, a los estudiantes no les interesa el arte, la cultura ni nada que no esté relacionado con un vídeo o su realidad personal más inmediata. Si creemos la primera de las hipótesis, no hay nada que objetar. No obstante, si se tratase de la segunda hipótesis, creo que no podríamos estar peor.

No podemos consentirlo. Tenemos que luchar contra la pasividad de los meros espectadores. Tenemos que rebelarnos contra la esclavitud de los siervos.

 

**

columna de opinión publicada en EL NACIONAL(@ElNacionalWeb).- 25.06.2018

Lea la versión original aquí:

[incluye fotografías y enlace a la noticia]

https://tinyurl.com/y77yvb9h

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El examen vulnerado

twitter: @eugenio_fouz

El examen vulnerado

EUGENIO FOUZ

Odio el whatsapp y odio su texto predictivo. Sobre todo cuando quiero escribir un mensaje rápido a mi hermano o a un amigo y me despido con “besis” en lugar de “besos”. Me fastidia de verdad no recordar los disparates memorables generados por el robot enanito que vive en el smartphone. Recuerdo que me disculpé varias veces seguidas al receptor de aquel mensaje. La culpa fue mía por permitirme entrar al caos de teclas lilliputienses de mi telefonito.

Y es que un despiste tan inocente como confundir una carpeta con otra preparó un escándalo gigantesco a principios de este mes de junio en la Comunidad de Extremadura en mi país. Con motivo de la celebración simultánea de las Pruebas de Selectividad de 2018 (ahora llamadas EBAU) un grupo reducido de estudiantes accedieron a los exámenes antes de tiempo. Los exámenes de EBAU son el filtro de acceso a Estudios Superiores, es decir, el paso obligado para estudiar en la universidad. Se sabe que una secretaria -suponemos que involuntariamente-colocó en una carpeta pública de acceso libre las pruebas de EBAU que debía haber colocado en una carpeta privada. Al parecer, unos catorce estudiantes abrieron esa carpeta (no podríamos asegurar aquí y ahora si el acceso fue inocente o interesado) y a partir de este momento esos exámenes quedaron expuestos al uso, abuso y provecho de todos los afortunados con quienes estos “catorce hombres sin piedad” decidieron compartir. O quizás no compartieron. En los tiempos modernos de mensajes virales, botones y luces cualquier información pasa de un dispositivo a varios dispositivos en cuestión de segundos.

Sea como sea, el sentido de la prueba, su razón de ser, se pierde al violarse su secreto. Ese examen vulnerado carece de validez y objetividad.

Desde la secretaría de la universidad extremeña descubren el error, se disculpan y proponen la realización de otros exámenes. Y empieza el lío. [“Extremadura repetirá la selectividad por una posible filtración de exámenes”; El Mundo, 8. 06.2018]. Los estudiantes afectados no quieren repetir la prueba. Argumentan en su defensa que ellos son inocentes, que no tienen la culpa del error cometido por la Secretaría de la Universidad. Algunos de ellos cuentan a los medios de comunicación que se presentan en los campus universitarios de Cáceres y Badajoz que habían hecho el mejor examen de su vida. Algunos de ellos confiesan que se sienten incapaces de reproducir unas respuestas de tanta calidad. Je je. Esta prueba de acceso a la universidad compromete el futuro de muchos jóvenes y por esta razón, la decisión tomada por la Universidad de Extremadura importa y mucho. Las pruebas de EBAU tendrán que repetirse.

A lo mejor algún año alguien se cuestiona otra estrategia diferente. A mí se me ocurre la realización de varias pruebas parciales y sorpresivas en los institutos a través de evaluadores externos. Desde luego, los estudiantes mostrarían interés en clase, faltarían poco y no se permitirían perder una sola de esas pruebas o exámenes sorpresa. La objetividad de los exámenes ganaría puntos y nadie dudaría de su autenticidad y validez

**

columna de opinión publicada en EL NACIONAL (Caracas, Venezuela) el lunes 18 de junio de 2018 [@ElNacionalWeb en Twitter]

Lea la versión original aquí:

(incluye fotografías y enlaces a la noticia)

http://www.el-nacional.com/noticias/columnista/examen-vulnerado_240044

*

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario